The Last of Us es un juego exclusivo de Sony que salió a finales de la generación de PS3 y en PS4 sacaron una versión Remaster. La humanidad ha sido infectada por un virus que les transforma en zombies (o infectados) y si te muerden te contagias. Joel y Ellie son los protagonistas y tendrán que recorrer EEUU para tratar de encontrar una cura. Considerado por muchos como uno de los mejores videojuegos de la historia, vamos a recordar este juego para prepararnos para el Viernes 19 de Junio que sacan la segunda parte en PS4.

Jugabilidad de The Last of Us

Naugthy Dog, creadores también de la saga Uncharted, es un estudio que hace juegos pensados para disfrutar de una historia más que para poner a prueba a los jugadores. Completamente lo contrario a lo que hace FromSoftware, por ejemplo, creadores de la saga Dark Souls. Dos estilos completamente enfrentados pero que te enganchan al mando igualmente.

La jugabilidad de The Last of Us se divide en tres:

  • Los puzzles: No van más allá de arrastrar un contenedor a tal sitio para subir a una cornisa. Ejercicios estimulantes que no piden más que buscar cómo llegar a la siguiente zona. Si quieres un poco más de reto, hay coleccionables que para conseguirlos todos tendrás que explorar a fondo los escenarios. Los manuales de entrenamiento te ayudarán a mejorar las habilidades de Joel pero los demás no aportarán ninguna mejora al jugador.
  • El sigilo: Habrá momentos en los que será mejor no ser detectado. O también puedes intentar liarte a tiros con todo lo que pilles. Desafortunadamente los recursos son escasos y las balas también, así que si puedes pasar sin molestar a nadie, mejor. 
  • Los tiros: Y siempre llegará un momento en el que sólo podrás salir con violencia. Por el escenario irás recogiendo materiales que puedes usar para fabricar munición, objetos para curarte, cocteles Molotov, etc… Como dije, los recursos son escasos, así que tendrás que ir variando el armamento. Cubrirte bien y tiros a la cabeza es todo lo que necesitas cuando empieza la acción.

Los enemigos son variados. Por un lado tienes los humanos, y por el otro los infectados. Estos varían dependiendo de la etapa de desarrollo en la que estén. Cuanto más tiempo lleven infectados, más peligrosos. Y prepárate porque si te pillan, es especialmente violenta la forma en que te matan.

Imagen de un chasqueador de The Last of Us
Un chasqueador, la tercera fase de los infectados de The Last of Us.

La Historia

The Last of Us, como juego, no inventa nada nuevo. Y la historia tampoco. Es el típico argumento de un mundo de zombies, donde los protagonistas viajan en busca de un pequeño atisbo de esperanza en forma de cura para la enfermedad que asola la humanidad. Si estás pensando en The Walking Dead no vas desencaminado, aunque piensa más en la versión de los comics que de la serie. 

La muerte camina de la mano de Joel y Ellie allá donde van. Y cuanto más difícil se pone la situación, más se apoyan el uno al otro hasta hacerse inseparables. Es una relación casi paterno-filial que sientes en tus carnes como jugador y te hace sentir un instinto protector que sólo un padre o madre puede tener. El final te hará reflexionar sobre qué harías tú si estuvieras en su situación, aunque el camino hasta llegar allí está tan bien presentado, que a mí se me quedó flojo comparado con el resto del juego.

Pero si por algo ha triunfado The Last of Us no es por innovar, sino porque cada uno de los apartados que hemos hablado hasta ahora, los ha llevado con un mimo increíble y no flojea en casi nada. El secreto está en los detalles, que no se han descuidado en ningún aspecto.

Es la misma historia de zombies de siempre, sí, pero está contada como nunca. Y menos en un videojuego, que es un medio que casi nunca se atreve a contar historias de una manera tan adulta, por así decirlo. Es el mismo shooter de siempre, sí, pero los controles, los gráficos, la cámara… todo va como un tiro y es muy entretenido. 

Imagen de Joel y Ellie
Joel y Ellie, preparados para sufrir.

Conclusión

Yo llegué tarde a descubrir los juegos de Naughty Dog. Los primeros juegos que jugué fueron los de la saga Uncharted, empezando con el primero cuando ya llevaba un tiempo el cuarto en las tiendas. Y no paraba de leer sobre la obra maestra que era The Last of Us, pero quería acabarme antes la saga Uncharted. Pues cuando por fin lo pude jugar, la sensación fue que estaba con tanto hype que el juego me supo a poco. Supongo que si lo hubiera cogido de estreno cuando la generación de PS3 se estaba acabando, lo habría mitificado como todo el mundo que leía.

Con esto no digo que no me haya gustado. The Last of Us me gusta mucho, al igual que todos los juegos de la saga Uncharted, pero no tenía la sensación de estar jugando a nada novedoso ni que fuera el mejor juego de la historia como lo es para muchos. Sin embargo, eso sí que me pasó jugando a The Witcher 3, que lo jugué con menos hype y me sorprendió para bien. The Last of Us es muy buen juego y con eso me quedo.

Y en dos días sale la segunda parte. Seguiremos la historia cinco años después de donde acabó la primera parte y disfrutaremos de un juego donde los detalles se habrán cuidado al máximo. Como bien nos tiene acostumbrados Naughty Dog.

Categorías: Videojuegos

Juan Carlos Peñalver

Soy un ingeniero informático que cuando acaba de currar le gusta seguir en el ordenador y probar algún que otro videojuego. Pero, si puedo juntarme con amigos, lo que más me gusta son los juegos de mesa, de todo tipo, desde los más sencillos a los más sesudos. A veces hago de Bestia o el Rey Tritón para lograr que mi hija recoja los juguetes.

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *