SteamWorld Dig es un juego de plataformas 2D de Image & Form Games que nos lleva hasta un pueblecito llamado Tumbleton habitado por robots, mezclando ambientación Steampunk con Western. Manejaremos a Rusty, un robot que llega nuevo a la ciudad al recibir en herencia la mina de su tío Joe. A partir de aquí, tendremos que descender por la mina, conseguir minerales, venderlos y mejorar el equipo para seguir picando más rápido y seguro.

El mapa se genera proceduralmente en cada partida y una vez creado se mantiene hasta acabar el juego. Tu objetivo es bajar todo lo que puedas a base de romper bloques de piedra adyacentes a ti con tu pico. No puedes picar si estas en mitad de un salto, así que esto te dificulta el poder picar hacia arriba. Tienes que ir calculando dónde vas a picar para llegar a los minerales que están incrustados en algunos bloques.

Descendiendo por la mina.

Mecánicas de SteamWorld Dig

Irás guardando los minerales en una bolsa que es muy limitada al principio. Esto hará que cuando se te llene tengas que regresar hasta el pueblo, vender los minerales y comprar mejoras para los objetos que tengas. Por ejemplo, según vas bajando en la mina, los bloques son cada vez más duros y necesitas un mejor pico si quieres avanzar. Esta mecánica de bajar, subir, vender y volver a bajar se hace muy repetitiva al principio pero va mejorando según avanzas y mejoras tu equipo porque tu bolsa cada vez es mayor y aguantas más tiempo minando. 

Porque en la mina aparte de minerales también te encontrarás enemigos. No hay mucha variedad pero es más que suficiente ya que el juego tampoco es tan largo, en 5 horas lo puedes terminar. El juego te invita a bajar sin preocupaciones ya que al principio los enemigos son escasos, pero esta despreocupación hace que te confíes y mueras más veces de las que deberías, ya que cada vez son más y más peligrosos. 

Rusty siendo disparado.

La economía en Tumbleton

Sin embargo, morir no es el final. Simplemente apareces en el pueblo y te quitan la mitad del dinero que tuvieras. Por eso es importante comprar mejoras nada mas vender los minerales, para ir con los bolsillos lo más vacíos posible. Y los minerales que tuvieras al morir, te estarán esperando en una bolsa en el mismo sitio donde caiste. Incluso aparece marcado en el mapa y nunca desaparece, aunque mueras otra vez antes de cogerlo.

El sistema económico que usa SteamWorld Dig no se limita sólo a minerales y dinero. Según avanzas, cada vez son más las mejoras que requieren unos orbes especiales que encuentras en la mina y que se consiguen picando al igual que los minerales. Estos orbes dificultan el poder ir con los bolsillos vacíos en caso de morir, ya que son limitados, y tú cada vez consigues más dinero que no puedes gastar salvo que encuentres más de estos orbes.

Tumbleton, ciudad minera.

Mejorando tu equipo minero

Un buen sitio para encontrar los orbes son las cuevas que te encuentras por la mina. Son mini estancias que no se generan proceduralmente y que te presentan un puzzle que resolver y varias zonas secretas. Si mueres en estas cuevas, en vez de volver al pueblo y perder dinero, empiezas desde la entrada de la cueva como si no hubiera pasado nada. 

En algunas de estas cuevas, aparte de minerales y orbes, también puedes conseguir nuevo equipo que te hará la vida cada vez más fácil en la mina. Por ejemplo, puedes conseguir un taladro para picar más rápido y que gasta agua, un recurso escaso que encuentras en la mina. O unas botas que te hacen saltar muy alto, que también gastan agua.

Estas cuevas son necesarias para seguir la historia, así que cada vez que estas cerca de una, te aparece marcada en el mapa para que no te la pierdas. Llegando al final del juego eres capaz de ver todo lo que has avanzado desde que empiezas con un pico muy débil hasta el final que eres una máquina de minar indestructible. Es una experiencia gratificante ver todo lo que has avanzado.

Conclusión

SteamWorld Dig cumple con lo que promete. Un juego divertido que te engancha para seguir mejorando tu personaje a pesar de una mecánica un tanto repetitiva. Con una duración de 5 o 6 horas que es muy acertada, ya que podría acabar cansando si durase más. De hecho acabas el juego con tantas mejoras que dejaría de tener interés jugarlo ya que pierde toda dificultad. El argumento no es más que un pretexto para introducir esta mecánica de excavación, aunque ya hay una segunda parte que continúa la historia de este juego con otro personaje, e incluso hay un juego de cartas basado en este universo. 

No es un juego difícil, ni mucho menos. Los puzzles se resuelven fácilmente a la primera, pero es muy común morir y volver a intentarlo. Las habilidades nuevas que vas recibiendo están muy bien pensadas y te hacen la vida mucho más fácil según avanzas. Si quieres pasar un buen rato jugando sin mayores complicaciones, SteamWorld Dig es perfectamente recomendable y ya ha salido en Nintendo 3DSPCPS4PS VitaXbox One, Wii UNintendo Switch y Stadia.

Categorías: Videojuegos

Juan Carlos Peñalver

Soy un ingeniero informático que cuando acaba de currar le gusta seguir en el ordenador y probar algún que otro videojuego. Pero, si puedo juntarme con amigos, lo que más me gusta son los juegos de mesa, de todo tipo, desde los más sencillos a los más sesudos. A veces hago de Bestia o el Rey Tritón para lograr que mi hija recoja los juguetes.

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *